El comercio y su contribución en tiempos de pandemia

El comercio ha contribuido a la recuperación económica de las naciones tras COVID-19. La escasez que afrontamos en la pandemia hubiera sido mucho más debilitante sin el acceso a bienes del extranjero. El virus y el caos causado fue la catálisis que aceleró la llegada inminente del impacto masivo de las vulnerabilidades de la cadena de suministro que deben abordarse de inmediato. La logística se ha colocado firmemente como tendencia mundial gracias a este contexto.

Necesitamos centrarnos en tres enfoques principales:

1) La inversión pública y privada puede dirigirse a aliviar los cuellos de botella que han restringido la capacidad de las cadenas de suministro para ampliarlas en respuesta a la creciente demanda.

2) Abogar por la diversificación de las cadenas logísticas para evitar la dependencia excesiva de una sola fuente de insumos esenciales

3) El mapeo minucioso de las cadenas de abastecimiento puede contribuir en gran medida a una mejor comprensión y mitigación de las vulnerabilidades.

Indudablemente como seres humanos, nos hicimos más fuertes durante esta pandemia, el comercio ha demostrado también ser resiliente.