La nueva tecnología transforma la logística

Resulta imprescindible comprender el potencial de las nuevas tecnologías para transformar la logística. La gestión de la cadena de suministro se apoya en las nuevas tecnologías para hacer frente a los nuevos desafíos que plantean la situación actual y las incertidumbres del futuro. El desarrollo tecnológico permite incrementar la automatización de procesos y mejorar la eficiencia. La trazabilidad logística, optimiza y reduce costes en la gestión de almacenes y transporte.

Esto se logra a través de soluciones de almacenes inteligentes, automatización del transporte, sistemas de paletizado inteligentes o la implementación de soluciones de sistemas de gestión de almacenes y la realidad aumentada, el cual es el sistema de trazabilidad más sofisticado, ya que permite tener un control en tiempo real de la capacidad de almacenamiento y mejorar el espacio en base a los inventarios realizados. El sector logístico logra eficientizar y simplificar la labor de los actores de la cadena para maximizar la productividad.

Con el transcurso del tiempo, la adaptación hacia la transformación digital logística incrementará. Este es un proceso dirigido por las personas y mejorado por la tecnología. En ese sentido, debemos prepararnos para las realidades del futuro aumentado y automatizado que se nos presentan hoy en día. Siendo así, es por esto por lo que entonces el factor humano eficientizará el rol de sus funciones en las organizaciones.

También se reorganizará el espacio de trabajo dedicado a oficinas, lo cual nos permitirá asignar más espacio inmobiliario a funciones logísticas como el almacenamiento, ya que la tecnología permite al personal de oficinas la posibilidad de teletrabajar. Como cualquier proceso de transformación a gran escala, este cambio hacia el futuro del trabajo en el ámbito de la logística requerirá una planificación meticulosa, una gestión activa, comunicación abierta, un liderazgo inspiracional y enfoques novedosos, para alcanzar una ejecución e implementación efectiva.

Definitivamente la tecnología, transforma nuestros procesos operativos, incrementando la posibilidad de modificar todo lo que nos rodea y poder desarrollar estrategias para las futuras y cercanas mejoras.